Tag Archive: Semana Santa


Los pasados días de la Semana Santa han sido jornadas de intensa vivencia espiritual en la parroquia de Becerril de Campos. Es difícil resumir en unas pocas líneas todo lo vivido desde el Miércoles Santo hasta el Domingo de Resurrección, pero trataremos de hacer una breve crónica de estos días.

Miércoles Santo

El Miércoles Santo tenía lugar el primer acto central de la Semana Santa en Becerril de Campos, sin contar, evidentemente, con el Domingo de Ramos. El Miércoles Santo las amenazas de lluvia impidieron la realización del Via Crucis viviente por las calles del pueblo, por lo que dicho acto tuvo lugar en el interior de la parroquia de santa Eugenia.

Jueves Santo

El Jueves Santo se inauguró con la iglesia abierta desde primera hora de la mañana para que todo aquél que deseara confesarse pudiera hacerlo. Aunque tuvo lugar en la parroquia una celebración penitencial la semana anterior, muchos feligreses buscaban un horario más flexible y acudieron a lo largo de la mañana en gran número.

Por la tarde, después de que algunos voluntarios pusieran todo su empeño y talento para preparar el rincón de la reserva eucarística (El Monumento), empezó a las 18.00h la celebración de la Última Cena del Señor, en la que se conmemora la institución de la eucaristía, del orden sacerdotal y el mandato del amor con el lavatorio de los pies.

Aquí pueden leer y descargarse la homilía pronunciada en dicha eucaristía.

Durante la noche los feligreses de Becerril pudieron acercarse a rezar ante el monumento en santa Eugenia, y Abel Pagán, el seminarista que nos ha acompañado durante toda la Semana Santa, fue el encargado de animar este momento de oración en la Hora Santa.

Viernes Santo

El día de Viernes Santo comenzó con el sermón de las Siete Palabras en la iglesia de santa Eugenia, un acto breve e intenso en el que meditamos sobre las últimas palabras de Jesús en la cruz antes de morir.

El acto central de esta jornada fue la celebración de los Oficios; se trata de un día en el que no se celebra la eucaristía, y el único acto litúrgico, de extrema sobriedad, se centra en la lectura de la Pasión de Jesús y la adoración de la cruz.

Aquí pueden leer y descargarse la homilía pronunciada en dicha celebración.

Por la noche tuvo lugar uno de los actos más esperados, multitudinarios y populares de toda la Semana Santa en Becerril: la procesión de la Dolorosa y el Nazareno.

Las imágenes de nuestra Señora de los Dolores y del Nazareno cargado con la cruz recorrieron las calles del pueblo, acompañados por los cantos y la devoción de los cofrades y del resto del pueblo de Becerril. Al finalizar la procesión, que afortunadamente no tuvo que interrumpirse a causa de la lluvia, el pueblo se reunió en santa Eugenia para el pregón de la Soledad y el canto de la Salve popular.

Sábado Santo

El Sábado Santo es un día de silencio y espera junto al sepulcro de Jesús y su madre la Virgen Dolorosa. Por eso durante todo el día no se celebra ningún acto litúrgico, a excepción de la Vigilia Pascual al anochecer.

No obstante, tuvo lugar en la ermita del Cristo de san Felices un Vía Crucis popular, con la asistencia de unas 80 personas, y después del mismo los participantes compartieron el almuerzo para reponer fuerzas y crear fraternidad.

El acto central de esta jornada fue, a las 22.00h, la Vigilia Pascual, en la cual un nutrido grupo de becerrileños, muchos de ellos familias y jóvenes, se dieron cita para celebrar el acontecimiento más importante de todo el año cristiano: la resurrección de Jesús. Y es que nos cristianos no seguimos un ideal, por bonito que fuera, sino una persona viva, Jesús.

La Vigilia Pascual es una larga eucaristía llena de símbolos y dividida en cuatro partes:

  • En primer lugar, la liturgia del fuego, mediante la cual se bendice el fuego, se prende de la hoguera el Cirio Pascual y de éste todas las candelas, y se entra a oscuras en la iglesia. Esta parte de la celebración trata de subrayar el simbolismo de la luz y el contraste entre la luz y las tinieblas, idea fundamental en la liturgia pascual.
  • En segundo lugar, la liturgia de la Palabra. En la Vigilia Pascual se leen nueve lecturas: siete del Antiguo Testamento y dos del Nuevo. La razón de ser de esta abundancia de lecturas es que en la Vigilia se repasan los momentos más destacados de la Historia de Salvación, desde la Creación hasta los profetas, pasando por el Éxodo, que narra la liberación y pascua del pueblo israelita de la esclavitud en Egipto.
  • En tercer lugar, la liturgia bautismal, en la que se bendice el agua y se renuevan las promesas bautismales. En este momento es cuando se realizan los bautismos.
  • Por último, tiene lugar la liturgia eucarística, como en el resto de las eucaristías.
Para la Vigilia Pascual la iglesia de santa Eugenia lucía como en sus mejores galas, con una bonita decoración floral, un cirio pintado a mano y símbolos que nos recuerdan nuestra vocación bautismal.

Para leer o descargarse la homilía de la Vigilia Pascual, haz clic aquí.

Domingo de Pascua

El acto central del domingo de Pascua fue la eucaristía, precedida por la procesión del encuentro entre el Señor Resucitado, acompañado por la custodia con el Santísimo, según la costumbre local, y la Virgen del Carmen. Cada una de las imágenes seguía un camino distinto alrededor de la plaza, para encontrarse en el centro; acto seguido, ambas imágenes, el Santísimo y el pueblo se dirigieron a la iglesia para la celebración de la eucaristía, verdaderamente concurrida y solemne. En la misma participaron las autoridades municipales y militares de Becerril.

Haz clic aquí para leer o descargarte la homilía del domingo de Pascua.

La tarde del domingo de Pascua la cofradía del Nazareno y Resucitado celebró las vísperas solemnes, y al día siguiente la eucaristía en memoria de los difuntos de la cofradía.

Anuncios

El Sábado Santo es un día de silencio y espera junto al sepulcro de Cristo.

Según una antigua tradición, en este día Jesucristo desciende a los infiernos para rescatar a los hombres y mujeres que se encontraban allí.

Mientras que en la tradición cristiana occidental no existen demasiadas representaciones de este misterio de la fe, recogido y proclamado por el Credo, para la iglesia Ortodoxa el descenso a los infiernos es uno de los misterios más queridos de la Pascua. El icono que lo representa se llama “Anástasis”, que significa “ponerse de pie”, “levantarse”.

Al hablar del infierno no nos referimos sólo a un lugar oscuro y maldito al que no llega la bendición de Dios, sino también al lugar donde esperaban las almas de los justos que habían muerto antes de la era cristiana, como por ejemplo san José, Juan el Bautista, los profetas, y los patriarcas.

Cuando Jesucristo descendió a los infiernos, la luz del cielo penetró en aquella prisión y la gracia divina llegó a lo más profundo de la tierra. Entonces lo que estaba más alejado de Dios se acercó, y las puertas que separaban estos mundos se destruyeron. Así describe el Apócrifo de Nicodemo la escena: “El Infierno se puso a temblar y las puertas de la muerte, así como las cerraduras, quedaron desmenuzadas, y los cerrojos del Infierno se rompieron y cayeron al suelo quedando todas las cosas al descubierto”.

En el icono que encabeza esta entrada es posible contemplar cómo a los pies de Jesús se encuentran abatidas las puertas del infierno, y esparcidos por el suelo todo tipo de candados, cadenas, clavos y pestillos que las mantenían bien cerradas. Los ropajes de Cristo son de color blanco, el color de la Transfiguración, y sus vestiduras ondean, dando sensación de movimiento y de descenso. Toda la escena, antes tenebrosa, se encuentra ya inundada por la presencia luminosa de Jesús.

En la Edad Media un autor llamado Santiago de la Vorágine escribió: “Entonces hizo su entrada en el infierno Él, que es verdaderamente el Rey de la Gloria. Con la luz que  emanaba de Él, se disiparon las tinieblas que reinaban en aquél lugar. El recién llegado se dirigió a Adán, y estrechando su mano derecha con la suya le dijo: La paz sea contigo y con todos tus hijos que fueron fieles conmigo”. Después, se narra la ascensión desde el infierno hasta el Paraíso.

En el primer icono se observa claramente cómo Jesús toma de la mano a Adán y a Eva, los primeros hombres que simbolizan a cada hombre, y los levanta de su postración. Es Cristo quien toma la iniciativa de acercarse para levantar y rescatar al hombre caído y esclavo.

El gesto y la determinación con que Cristo arranca a Adán y Eva del poder del pecado recuerda la imagen de la creación de Adán, representada por Miguel Ángel en la Capilla Sixtina. Se encuentran el primer Adán y el segundo Adán, la primera creación y la nueva creación, que no conocerá ocaso. El hombre rescatado por Cristo recibe una vida nueva, una semilla de inmortalidad.

San Agustín escribió la siguiente súplica en relación al descenso de Jesucristo al infierno: “¡Libéranos de esta cautividad! ¡Perdónanos mientras de todas las culpas de las que seamos reos, y al salir llévanos contigo, pues te pertenecemos!”. En realidad, Cristo baja a los infiernos para recuperar aquello que le pertenece. Según una antigua homilía que describe el descenso de Jesús al infierno (y que forma parte del Oficio de Lecturas para el Sábado Santo), cuando Jesús despierta a Adán, le dice: “No te crié para permanecer prisionero en el infierno… ¡Levántate, dejemos este lugar!”.

¿Cuál es el significado para nosotros de este misterio de nuestra fe?

Los Evangelios presentan en muchas ocasiones a Jesús penetrando y llevando la luz y la curación de Dios a lugares que estaban alejados de ellos, a lugares que antes eran “tabú”, como es el mundo de la enfermedad y de la muerte. Para el judaísmo, no había lugar más prohibido que la muerte misma. Se creía que los seres humanos fueron creados para gozar de la presencia de Dios en esta vida y para no morir, y por eso la muerte era considerada como un mal, como consecuencia del pecado, y conllevaba el alejamiento de Dios, sin posibilidad de comunicación o vuelta atrás.

El misterio del descenso de Jesús a los infiernos significa, por tanto, que no existe lugar demasiado alejado para Dios; no existe lugar adonde no pueda llegar su presencia, su luz y su fuerza. Hasta los infiernos más profundos donde se encuentra el hombre perdido y sufriente (la droga, la depresión, la soledad, el odio y la violencia, el egoísmo…) está dispuesto a bajar Cristo con tal de rescatarnos y devolvernos a la vida. Todas estas situaciones, que sin Cristo serían desesperadas, y dejarían al hombre encerrado, postrado y sin esperanza alguna, en Cristo encuentran una apertura y una salvación.

Más sobre el Sábado Santo, aquí.

Después del exitoso y original video en el que se relataba la historia digital de la Navidad, se ha publicado un video que cuenta el Éxodo en versión 2.0, a través de las redes sociales.

Interesante modo de narrar las historias de fe en un lenguaje actual y moderno.

Los días de la Semana Santa se celebrarán intensamente en el Monasterio de la Conversión: como de costumbre, estos días sus puertas se abren para acoger a todos los amigos, visitantes y peregrinos que desean celebrar la semana grande de los cristianos con las hermanas agustinas de Becerril. Se prevé que este año en torno a unas 100 personas vivirán entre sus muros la Pascua.

El horario de las celebraciones esta Semana Santa en el Monasterio de la Conversión es el siguiente:

Jueves Santo

19.30: Eucaristía de la Última Cena del Señor

23.00: Hora Santa

Viernes Santo

11.30: Vía Crucis

16.00: Oficios de Viernes Santo

Sábado Santo

23.00: Vigilia Pascual

Domingo de Resurrección

12.00: Eucaristía

Asimismo, cabe destacar que junto al programa que las hermanas agustinas han preparado para ayudar a los adultos a vivir estos días, se ofrecerá también un itinerario espiritual para los más pequeños, niños y adolescentes, con actividades y charlas adaptadas a su nivel y capacidad de comprensión.

El pasado martes día 12 de abril los niños y jóvenes de catequesis protagonizaron, junto con los familiares que quisieron asistir, una experiencia diferente: realizaron un Vía Crucis.

Cada grupo, con su catequista, preparó una estación del Vía Crucis, que se leyó públicamente. Entre estación y estación se intercalaron también los cantos y las peticiones, leídos siempre por los niños y adolescentes que participaron.

Durante todo el recorrido los niños pudieron llevar la cruz de Jesús y dos velas.

De este modo los niños pudieron descubrir cómo fueron las últimas horas de la vida de Jesús y las distintas escenas de su Pasión, y comprender que lo que sucedió a Jesús hace casi 2000 años sigue sucediendo hoy, y por lo tanto es posible acompañarle en su sufrimiento y ser agradecidos por su entrega y su amor:

  • Primera Estación: Jesús en el huerto de los Olivos.
  • Segunda Estación: Jesús, traicionado por Judas, es arrestado.
  • Tercera Estación: Jesús es condenado por el Sanedrín
  • Cuarta Estación: Jesús es negado por Pedro
  • Quinta Estación: Jesús es juzgado por Pilato
  • Sexta Estación: Jesús es flagelado y coronado de espinas.
  • Séptima Estación: Jesús carga la cruz.
  • Octava Estación: Jesús es ayudado por Simón el Cirineo a llevar la cruz.
  • Novena Estación: Jesús consuela a las mujeres de Jerusalén.
  • Décima Estación: Jesús es crucificado.
  • Undécima Estación: Jesús promete su reino al buen ladrón.
  • Duodécima Estación: Jesús en cruz, su madre y el discípulo
  • Decimotercera Estación: Jesús muere en la cruz.
  • Decimocuarta Estación: Jesús es sepultado.
  • Decimoquinta Estación: Jesús resucita.

A lo largo de todo el recorrido los niños supieron crear un ambiente se silencio, respeto y escucha que favoreció la celebración de este acto que, durante los días de la Semana Santa, veremos representado por las calles de Becerril.

Desde el blog de la parroquia, la enhorabuena a todos los niños y niñas de Becerril, así como a sus catequistas, que de un modo discreto pero muy real les están ayudando a conocer y a vivir mejor los fundamentos de la fe.

Se ha hecho público el horario de los actos litúrgicos y las procesiones que, esta Semana Santa, tendrán lugar en Becerril de Campos.

Desde la parroquia de Santa Eugenia se invita a todos los vecinos del pueblo a unirse a los actos de estos días, y se hace especial hincapié en la participación en la Vigilia Pascual, que es la noche y la celebración más solemne e importante de todo el año litúrgico.

Además, habrá facilidades para todas aquellas personas que deseen celebrar el sacramento de la confesión: además de la celebración comunitaria del jueves 14 de abril, habrá un sacerdote disponible también el miércoles y el jueves santo por la mañana, como aparece en el cartel.

El pasado 30 de marzo, a las 23.00h por el Canal 8 de Castilla y León, en el marco del programa “Palencia es así”, se emitió un reportaje sobre la Semana Santa en Becerril de Campos. En la grabación de dicho programa, compartiendo sus conocimientos y experiencias, participaron varios vecinos de Becerril y miembros de las cofradías de Semana Santa, la cofradía de los Dolores y la cofradía del Nazareno y el Resucitado.

A continuación, el programa íntegro:

 

Si algún vecino o feligrés de Becerril desea una copia del DVD con el programa grabado, diríjase a la casa parroquial.

A %d blogueros les gusta esto: