Tag Archive: Convivencia


El pasado sábado 28 de mayo el pueblo de Becerril vivió una jornada festiva de fe, convivencia y fraternidad, en la tradicional romería del Pan y del Queso que reúne el último sábado de mayo a todos los vecinos de la villa tierracampina en torno al Cristo de san Felices, como ya se informó en este blog el 26 de mayo.

La jornada, soleada y muy agradable, reunió a innumerables vecinos de Becerril, hijos del pueblo, turistas y curiosos que no se quisieron perder una de las tradiciones más entrañables para nosotros.

La jornada dio comienzo a las 12.30 con la celebración de la eucaristía campestre en la pradera de la ermita, seguida con un respetuoso silencio por varios cientos de personas y animada por el coro parroquial Nuestra Señora del Carmen. En la homilía, el párroco animó a todos los becerrileños a “prestar” sus manos, sus pies, sus ojos y labios al Cristo de san Felices, a ejemplo de dos grandes santos: el padre Damián de Molokai y el padre Maximiliano Kolbe. Para leer o descargar la homilía, haga clic AQUÍ.

La jornada continuó con el reparto del pan y el queso a todos los presentes: se distribuyeron más de 1700 raciones, y algunas personas no pudieron probarlos. Aunque muchos se dirigieron para comer a Becerril, por la ausencia de sombra en el lugar, muchos miembros de las peñas, particulares y también los invitados por el ayuntamiento se quedaron a comer en la ermita.

Cabe destacar que en todo momento la pequeña iglesia estuvo llena de fieles que, en medio de la fiesta y la alegría, sabían encontrar unos minutos para sentarse ante el Cristo y charlar con él, compartiendo las alegrías y los sufrimientos de la vida y pidiendo sus gracias y bendiciones.

Por la tarde tuvo lugar el rosario, y a continuación del mismo la procesión por los alrededores de la ermita. En el transcurso de la procesión el grupo de paloteo “Cristo de san Felices” ofreció a la Virgen de la Esperanza, del Carmen y al Santo Niño algunos de sus bailes, como podemos ver a continuación.

La jornada se concluyó con el canto de la Salve tradicional en la ermita, y de este modo se puso punto y final a una extraordinaria jornada de convivencia, devoción y fraternidad.

Aquí puedes escuchar el canto de la Salve popular:

https://dl-web.dropbox.com/get/Dios%20te%20salve%20Reina%20y%20Madre.mp3?w=bf708818

Anuncios

El pasado fin de semana tuvo lugar en Carrión de los Condes, en el albergue parroquial de peregrinos, la primera convivencia de los jóvenes de la parroquia de Becerril de Campos, en la que participaron chicos de los grupos de confirmación y postconfirmación.

El fin de semana ha sido intenso en experiencias y actividades. El lema de la convivencia ha sido “Firmes en la Fe”, y el leit-motiv de estos tres días ha sido la vocación.

El viernes por la tarde, después de acomodarse, los jóvenes recorrieron Carrión para conocer su rincones más especiales. Tras la cena, disfrutaron viendo la película Hancock, cuyo protagonista es un superhéroe que no acaba de aceptar sus cualidades.

Tras una nochecita toledana, la mañana del sábado  se dedicó a reflexionar sobre la propia vocación a la vida, recorriendo por grupos un tramo del Camino de Santiago, desde Carrión a Villalcázar de Sirga.

La tarde fue variada: después de reflexionar sobre la vocación cristiana o experiencia de encuentro con Jesús, los jóvenes que lo desearon pudieron celebrar el sacramento de la reconciliación, y tener a continuación un momento de paseo por Carrión.

Una divertidísima velada ocupó toda la noche del sábado; en ella tuvieron lugar juegos, bromas, bailes y cantos variados.

La noche del sábado al domingo, además de dormir una hora menos por el cambio de hora, fue nuevamente una nochecita toledana. Y eso pasó factura el domingo por la mañana, momento en el que tuvo lugar la última charla, sobre las distintas vocaciones en la Iglesia. El grupo tuvo el privilegio de recibir la visita de tres personas que compartieron su testimonio de vida y de vocación: Cecilia Presa, casada, Abel Pagán, seminarista de Palencia, y Diana, religiosa del Monasterio de la Conversión. Se trató de testimonios muy impactantes y personales, llamados sin duda a dejar una huella profunda y duradera.

La mañana se cerró con la celebración de la eucaristía, que recogió desde la fe los momentos más intensos de la convivencia. En dicha eucaristía los jóvenes recibieron el decenario de la unidad, que simboliza la unidad que están llamados a cultivar en el grupo y con Jesús. En la eucaristía, así como en la comida final, tomaron parte algunas familias que vinieron a acompañar a sus hijos.

Se trató, en definitiva, de una buena oportunidad de profundizar la fe, la amistad y de crecer como personas.

Si haces clic aquí puedes visualizar algunas de las imágenes de esta convivencia.

A %d blogueros les gusta esto: