Tag Archive: ceniza


La última semana ha sido de mucho ajetreo en Becerril y en la parroquia de santa Eugenia. A lo largo de todo el fin de semana anterior el pueblo celebró el Carnaval, fiestas de gran arraigo popular aunque dudo que la mayoría de los que se disfrazan pudiesen explicar qué significa Carnaval o por qué se celebra e estas fechas y no en otras. Pues bien, el martes de Carnaval tuvo lugar el evento más numeroso de estas fiestas: la Ascociación de Padres y Madres organizó una fiesta de Carnaval para niños, con la tradicional quema de la sardina al final. Los más pequeños se divirtieron a lo grande con sus variados disfraces, mientras que algunas madres y padres les acompañaron en esta jornada de música, convivencia y alegría.

El Miércoles de Ceniza tuvo lugar en nuestro pueblo la celebración con la que se inaugura la Cuaresma, este tiempo penitencial de preparación a la Pascua que dura 40 días. En Becerril los católicos pudieron escuchar la invitación a la conversión de boca del sacerdote en dos ocasiones: a las 5 de la tarde se celebró el rito de imposición de la Ceniza a niños y padres (aunque asistió también un numeroso grupo de abuelos), y a las 8, la eucaristía con imposición de la ceniza en santa Eugenia para el público en general.

A continuación, algunas imágenes de la celebración de la Ceniza con los niños y jóvenes y sus familias, en el Monasterio de la Conversión:

 

Otro evento importante de la parroquia esta semana han sido las charlas cuaresmales, que comenzaron este jueves, en un lugar y a una hora diferentes de las que aparecían en el cartel anunciador. Serán en adelante no en el Monasterio de la Conversión sino en la sacristía de santa Eugenia, y no a las 6.30 sino media hora más tarde, a las 7.

Este primer jueves el tema de la charla, a la que asistieron más de 50 personas, fue “La Misericordia de Dios en la Biblia“. En ella se hizo un repaso por la Historia de la Salvación deteniéndonos en las intervenciones más importantes de Dios en favor de su pueblo. Nos detuvimos de modo especial en el Nuevo Testamento, ya que la persona Jesucristo supone la revelación más plena de la misericordia de Dios para con los hombres. A continuación puedes leer o descargar el texto de la charla:

El próximo jueves, en la semana del Día del Seminario, se proyectará la película “La última cima“, sobre el sacerdote madrileño Pablo Domínguez, fallecido en trágicas circunstancias en febrero de 2009.

El Miércoles de Ceniza empieza la Cuaresma. En nuestra parroquia de Becerril de Campos habrá dos celebraciones de imposición de la ceniza: a las 5 de la tarde en el Monasterio de la Conversión, para niños y jóvenes, junto con sus padres, y a las 8 de la tarde en santa Eugenia para el público en general.

La ceniza es un signo penitencial muy antiguo que nos recuerda la fragilidad de la vida y nuestra pequeñez al tiempo que nos invita a la conversión. De hecho, al trazar una cruz sobre nuestra frente, el sacerdote nos exhorta con las siguientes palabras: ¡Conviértete y cree en el Evangelio!

La Cuaresma nos prepara para celebrar mejor la Pascua y por eso es un tiempo de penitencia. La Iglesia pone en nuestras manos algunos grandes instrumentos para poder llevar a cabo este camino de renovación y vuelta a lo esencial:

El ayuno: Hoy día muchas personas ayunan y se privan de todo tipo de alimentos por motivos estéticos, para guardar la línea; en este tiempo de Cuaresma estamos llamados a recuperar la motivación espiritual y evangélica del ayuno, practicado por el mismo Jesús en el desierto. Ayunar sirve para que experimentemos nuestra debilidad, al tiempo que nos ayuda a descubrir lo verdaderamente necesario y a solidarizarnos con quienes pasan hambre todos los días del año. La Iglesia propone el ayuno dos días: el miércoles de ceniza y el viernes santo. Obliga a los bautizados mayores de edad y hasta los 59 años cumplidos.

Abstinencia: Consiste en privarse de carne el miércoles de ceniza y los viernes de Cuaresma. Obliga a todos los bautizados a partir de los 14 años. Muchas personas, sabiamente, extienden la abstinencia, además de la carne,  a otros días y cosas, como por ejemplo abstenerse de ver televisión, de fumar, de usar Internet, de tomar café o postre… El sentido de dicha práctica es tratar de elevarnos de los deseos inmediatos y materiales hacia otros deseos de carácter espiritual y superior.

Oración: La Iglesia también nos exhorta a dedicar más tiempo al diálogo con Dios, como camino privilegiado para la purificación y la conversión. Es conveniente practicar los distintos tipos de oración: lectura de la Palabra de Dios, participación en la eucaristía, oración personal, adoración al Santísimo, rezo del Rosario…

Limosna: Compartir nuestros bienes con el necesitado es también una práctica penitencial enseñada por la Iglesia, que nos pide intensificarla durante este tiempo de Cuaresma. Los Santos Padres enseñan en sus escritos que el ayuno, la oración y la limosna han de ir unidos para ser eficaces. Muchas personas deciden hacer donativos a Cáritas, Manos Unidas, a un misionero, o regalar su tiempo como voluntarios. Visitar a enfermos o personas solas, ayudar a quien nos necesite… son prácticas que también nos ayudan a salir de nuestro egoísmo.

– Confesión: Acudir al sacramento del perdón está especialmente recomendado durante la Cuaresma, porque nos ayuda a volver a lo central de nuestra fe, que es el amor incondicional de Dios. El sacramento de la reconciliación nos perdona todos los pecados, y hace crecer nuestra vida espiritual.

Ejercicio del “Via Crucis”: En nuestra parroquia celebraremos el Vía Crucis todos los viernes de Cuaresma a las 7 de la tarde en el Monasterio de la Conversión. El Vía Crucis nos ayuda a contemplar  la pasión de Cristo para comprender y acoger su amor.

A %d blogueros les gusta esto: