Category: Solidaridad


Reconozco que no son las razones más “elevadas”, pero si vienes a la JMJ:

1.- Asistirás a un concierto de los Melocos:

2.- Podrás hacer realidad un sueño de tu vida:

3.- Colaborarás con la conservación del medio ambiente y encontrarás a muchos otros que también lo harán:

Apúntate a la JMJ de Madrid, que se celebrará del 16 al 21 de agosto de 2011. ¡Quedan pocos días para hacerlo!

El pasado miércoles 15 de junio de 2011 tuvo lugar en el Seminario Menor san Juan de Ávila la asamblea de clausura de curso de los distintos grupos de Manos Unidas que trabajan a lo largo y ancho de nuestra diócesis.

La asistencia fue numerosa; de Becerril acudió una pequeña representación del grupo local de Manos Unidas: en esta ocasión, las participantes fueron la hermana Candelaria, la hermana Rosario, Pilar Merino, Filo y Lucía.

En dicha asamblea se comunicaron las actividades más importantes realizadas en el presente curso por cada una de los grupos, así como el balance económico y los retos de futuro. Una de las informaciones más destacadas es que la recaudación aumentó en 2010 un 4%, ascendiendo hasta los 453.331€. Palencia ocupa el 3º lugar entre las diócesis más “generosas” de España, correspondiendo a cada palentino casi 2,60€ de donativo en el pasado año.

No obstante, la presencia más importante fue de la presidenta nacional de Manos Unidas, Miriam García de Abrisqueta, que dirigió a los asistentes unas palabras de ánimo y agradecimiento.

Algunas voluntarias de Manos Unidas lograron incluso fotografiarse con ella, como puede verse a continuación:

De derecha a izquierda: Miriam García de Abrisqueta, presidenta nacional de Manos Unidas, Pilar Merino, hna. Rosario y Vicen Fraile, presidenta provincial de Manos Unidas.

La participación en esta asamblea diocesana ha servido a la delegación de Becerril para cargar las pilas y animarse para continuar con el trabajo en nuestro pueblo: en los próximos meses, se realizará la rifa de una hermosa mantelería (30 de julio) y la marcha de Manos Unidas, a comienzos de otoño.

En el siglo XV, en una pequeña aldea cercana a Nürenberg, vivía una familia con 12 hijos. Para poner pan en la mesa para todos, el padre trabajaba casi 18 horas diarias en las minas de carbón, y en cualquier otra cosa que se presentara. Dos de sus hijos tenían un sueño: querían dedicarse a la pintura. Pero sabían que su padre jamás podría enviar a ninguno de ellos a estudiar a la Academia. Después de muchas noches de conversaciones calladas, los dos hermanos llegaron a un acuerdo. Lanzarían al aire una moneda, y el perdedor trabajaría en las minas para pagar los estudios al que ganara… Al terminar los estudios, el ganador pagaría entonces los estudios al que quedara en casa con la venta de sus obras. Así, los dos hermanos podrían ser artistas.

Lanzaron al aire la moneda un domingo al salir de la iglesia. Uno de ellos llamado Alberto Durero, ganó y se fue a estudiar a Nüremberg. Entonces, el otro hermano comenzó el peligroso trabajo en las minas, donde permaneció durante los siguientes cuatro años para costear los estudios de su hermano, que desde el primer momento fue toda una sensación en la Academia. Los grabados de Alberto, sus tallados y sus óleos llegaron a ser mucho mejores que los de muchos de sus profesores, y para el momento de su graduación, ya había comenzado a ganar considerables sumas con las ventas de su arte.

Cuando el joven artista regresó a su aldea, la familia Durero se reunió para una cena festiva en su honor. Al finalizar la memorable velada, Alberto se puso de pie, y propuso un brindis por su hermano querido, que tanto se había sacrificado trabajando en las minas para hacer sus estudios una realidad. Y dijo:

– “Ahora, hermano mío, es tu turno. Ahora puedes ir a Nüremberg a perseguir tus sueños, que yo me haré cargo de todos tus gastos.”

Todos los ojos se volvieron llenos de expectativa hacia el rincón de la mesa que ocupaba su hermano. Pero éste, con el rostro empapado en lágrimas, se puso en pie y dijo suavemente:

– “No, hermano, no puedo ir a Nüremberg. Es muy tarde para mí. Estos cuatro años de trabajo en las minas han destruido mis manos. Cada hueso de mis dedos de ha roto al menos una vez, y la artritis en mi mano derecha ha avanzado tanto que hasta me costó trabajo levantar la copa durante tu brindis. No podría trabajar con delicadas líneas el compás o el pergamino, y no podría manejar la pluma ni el pincel. No, hermano, para mí ya es tarde. Pero soy feliz de que mis manos deformes hayan servido para que las tuyas ahora hayan cumplido su sueño.”

Han pasado casi 500 años desde ese día. Hoy los grabados, óleos, acuarelas, tallas y demás obras de Albretch Durero pueden ser vistos en museos alrededor de todo el mundo. Pero seguramente usted, como la mayoría de las personas, sólo recuerde uno. Seguramente hasta lo tenga en su oficina o en su casa. Es el lienzo en el que un día, para rendir homenaje al sacrificio de su hermano, Alberto Durero dibujó las manos maltratadas de su hermano, con las palmas unidas y los dedos apuntando al cielo. Llamó a esta poderosa obra simplemente “Manos” pero el mundo entero abrió de inmediato su corazón a su obra de arte y se le cambió el nombre por el de “manos que oran”.

La próxima vez que veas una copia de esa obra, mírala bien. Y ojalá que sirva para que, cuando te sientas demasiado orgulloso de lo que haces, y muy lleno de ti mismo, recuerdes que en la vida ¡nadie nunca triunfa sólo!

El viernes 13 de mayo dieron inicio, con la lectura del pregón, las fiestas de san Isidro 2011. El acto inaugural contó con gran asistencia de público, y en él, además, se hizo entrega de una placa de reconocimiento y homenaje a dos personajes destacados de Becerril. Uno de ellos es Arturo García Redondo, de la peña “Ya está acá”, por su cuidado y atención para mantener en buen estado los entornos de la ermita del Cristo. La otra es la hermana Candelaria, religiosa del Santo Ángel y presente en Becerril desde hace más de 20 años. En este galardón se reconoció su tarea gratuita de atención a los enfermos y mayores de Becerril, a lo largo de todo este tiempo. Desde el blog de la parroquia de Becerril vaya también nuestro reconocimiento y felicitación a estos dos ejemplos de servicio desinteresado y generoso.

Tras recibir la placa, la hermana Candelaria, emocionada y nerviosa, quiso dirigir unas palabras a los asistentes, que reproducimos a continuación:

El sábado 14, desde el pórtico de la iglesia de santa María, la cadena COPE retransmitió su programa “Las mañanas de Palencia”, en el que varios vecinos de Becerril implicados en la realización de estas fiestas fueron entrevistados en directo. Haz clic AQUÍ para escuchar el audio de la primera hora de programa y AQUÍ para escuchar el audio de la segunda hora de programa.

Al atardecer se celebraron  las vísperas de san Isidro, con asistencia en pleno de la cofradía y numerosos feligreses. A continuación tuvo lugar la primera y esperada actuación del grupo cultural de paloteo “Cristo de san Felices”, que se ha empeñado en recuperar una tradición perdida hace más de 70 años, las danzas y los lazos típicos de Becerril.

El pasado sábado 5 de marzo tuvo lugar en las Antiguas Escuelas de Becerril la cena solidaria de Manos Unidas. Se trató de un momento intenso de convivencia entre los más de 80 participantes reunidos para colaborar con el proyecto de equipamiento de una escuela en la localidad de Soddo, en Etiopía.

No hubiera sido posible realizar esta cena sin la ayuda de muchísimas personas que han colaborado con tiempo, participación, trabajo y productos. El grupo de voluntarias de Manos Unidas, que se reúnen semanalmente para realizar labores de punto, han trabajado duro para preparar todos los detalles de la cena: desde la decoración del local hasta la colocación de las mesas, pasando por la preparación de todo lo necesario para comer como las sopas de ajo, los capones de Cascajares, los entremeses, la fruta y las quesadas.

La idea fue muy bien acogida entre los vecinos de Becerril y feligreses de la parroquia, que comprando su ticket de participación, han querido unirse a esta iniciativa solidaria.

Especial mención merecen todos aquellos que, generosa y desinteresadamente, han ofrecido todos los productos consumidos en la cena: vino, pan, agua, licores, fruta, embutido, quesos, quesadas, café, leche, y sobre todo el plato estrella que hizo las delicias de todos los comensales, el capón de Cascajares.

Después de la cena tuvo lugar la rifa de algunas labores realizadas por las mujeres del grupo de Manos Unidas, así como algunas divertidas y emocionantes sesiones de bingo, cuya recaudación se destinó íntegra al proyecto de Manos Unidas.

Esta cena ha cumplido así los dos objetivos de Manos Unidas: financiar proyectos de desarrollo humano integral en el Tercer Mundo, a la vez que se aumenta entre nosotros la sensibilización hacia las situaciones de pobreza y subdesarrollo. Podríamos añadir incluso un tercer objetivo: crear en nuestro pueblo ocasiones de encuentro, convivencia, colaboración y trabajo en equipo. Sin lugar a dudas, esta cena ha contribuido a fortalecer los lazos de fraternidad y comunión en nuestro pueblo de Becerril.

A todos los que habéis hecho posible esta cena, ¡gracias!

La cena de Becerril contó además con la presencia de una pequeña representación de la directiva de Manos Unidas de Palencia, encabezada por Vicen Fraile, la presidenta diocesana, y Antonio García, consiliario diocesano de Manos Unidas.

El próximo 5 de marzo, a las 21.30h en los locales de las Antiguas Escuelas, tendrá lugar la Cena contra el Hambre a beneficio de Manos Unidas.

Organizada por primera vez en nuestro pueblo de Becerril, dicha cena será preparada con productos ofrecidos gratuitamente por distintos comerciantes y particulares.

Para participar en dicha cena, es preciso comprar el ticket de entrada en cualquiera de los bares de Becerril (Behetría, Fuente o Caoba), o bien en cualquiera de los comercios de los soportales.También las hermanas Angelinas pueden proporcionar a los interesados entradas para la cena, siempre al precio de 10€, que irá destinado íntegramente a financiar el proyecto de la construcción de una escuela en Soddo (Etiopía).

Después de la cena se organizará una rifa y un bingo cuyos beneficios irán destinados al mismo fin.

Se espera una gran asistencia a la cena, vista la acogida positiva que ha tenido la idea entre los feligreses y vecinos de Becerril.

Este año la jornada de Manos Unidas, que se celebrará el domingo 13 de febrero tiene una resonancia especial; no en vano la organización ha recibido en 2010 el Premio Príncipe de Asturias a la Concordia, como reconocimiento a su labor de cooperación al desarrollo en los países pobres y de educación a la solidaridad en España.

La presente campaña lleva como título “Su mañana es hoy”, y su objetivo es reducir en 2/3 la mortalidad infantil de los niños menores de 5 años.

Manos Unidas nació en 1960, cuando un grupo de mujeres de Acción Católica acogieron el llamamiento de la FAO y lanzaron en España la campaña contra el hambre en el mundo, dedicando una jornada a recoger fondos mediante una colecta en parroquias y colegios, destinada a los países de África y la India. Esta jornada ha alcanzado gran popularidad en la sociedad española. Manos Unidas está presente en todo el país a través de 71 Delegaciones, una en cada diócesis de España.

Los fondo de Manos Unidas proceden de la citada colecta anual, de las cuotas de sus socios y de donativos, y un 87% de los cuales se destinan íntegramente a la financiación de proyectos. En 2008 contaba con más de 96.000 personas entre socios, voluntarios y colaboradores, y sólo 203 profesionales contratados. En 2005 la colecta ascendió a 52.000.000 €, con los cuales se financiaron 700 proyectos repartidos en 60 países.

En nuestro pueblo de Becerril existe un numeroso grupo de voluntarias que se reúnen a lo largo de todo el año para elaborar labores artesanales. Afrontan esta campaña con renovadas ilusiones, ya que además de la Jornada de Manos Unidas que tendrá lugar el 13 de febrero, se disponen a organizar el Día del Ayuno Voluntario, el 11 de febrero, la Cena contra el Hambre, de la que se informará más adelante, y la Marcha Solidaria el 21 de mayo.

Todos los fondos recaudados por estas actividades y por la venta de las labores artesanales de las voluntarias irán destinados a financiar un proyecto en Etiopía por el valor de 42.238€: el equipamiento de una escuela de educación primaria (mobiliario y equipos para 16 clases, biblioteca, laboratorio, sala de informática, sala de profesores, oficinas, enfermería y salón multiusos) en la localidad de Soddo.

Lee aquí el manifiesto de Manos Unidas para esta 52ª campaña.

A %d blogueros les gusta esto: