En este video se cuenta la historia de su vocación:

 

Para la ocasión, el mismo papa ha compuesto una oración para dar gracias a Dios por el don de la vocación. Es esta:

Señor,
te damos gracias 
porque has abierto tu corazón para nosotros;
porque en tu muerte y en tu resurrección
te has convertido en fuente de vida.
Haz que seamos personas vivientes,
vivientes de tu fuente,
y dónanos el poder ser nosotros también fuentes,
capaces de donar a este nuestro tiempo
agua de vida. 

Te damos gracias
por la gracia del ministerio sacerdotal.
Señor, bendícenos
y bendice a todos los hombres de este tiempo
que están sedientos y en la búsqueda 

Amén.

Benedictus PP XVI

Únete desde tu casa a la acción de gracias a Dios de toda la Iglesia por habernos puesto a Benedicto XVI como guía de la Iglesia universal.

Anuncios