Ante todo quiero disculparme ante mis lectores por postear sobre el Vatican Blog Meeting con más de 48 horas de retraso. Es comprensible por no haber tenido acceso a internet, pero en todo caso se trata de una eternidad para los ritmos con los que funciona Internet. En compensación y como penitencia, cumplí la promesa de hacerme una foto con la bandera de Becerril en el Vaticano, para vergüenza mía por las miradas de los turistas y lugareños, incapaces de distinguir entre un becerro y un toro.

Centrándonos en el encuentro vaticano de blogueros al que asistí en representación del blog de la Parroquia de Becerril, es complicado hacer un resumen que una la información objetiva de lo que pasó allí y mis impresiones subjetivas. A grandes rasgos, creo que el video realizado por Rome Reports resume bien el ambiente y los contenidos genéricos de esta convocatoria:

En primer lugar, podemos destacar que el encuentro ha sido un éxito desde el punto de vista de los participantes y del interés mediático suscitado, ya que unos 150 periodistas cubrían el evento. La organización, a pesar del escaso tiempos disponible, ha sido impecable desde un punto de vista técnico: wifi abierto, traducción simultánea, refrigerio durante la pausa, acogida, etc…

Y más allá de los aspectos materiales, el encuentro ha desencadenado un torrente de expectativas. El organizador, Richard Rouse, ha declarado satisfecho: “Todo ha funcionado bien. Estoy muy contento con la realización de este encuentro. Es algo imposible de controlar y de dirigir, así que el mayor logro es que se haya celebrado, el encuentro cara a cara de los distintos blogueros. Ha sido fantástico.”

Mons. Claudio Maria Celli, presidente del Pontificio Consejo para las Comunicaciones Sociales, en el discurso de bienvenida, afirmó: “Este encuentro quiere ser una toma de postura oficial, por nuestra parte (del Vaticano) de la existencia y la importancia, en el día de hoy, de la blogosfera. Se trata de un mundo rico, poliédrico, variado, que nace de la base y tiene una relevancia reconocida en el movimiento cultural de nuestro tiempo. Alguno podrá decir que el Vaticano debería haber organizado este encuentro desde hace tiempo; puede ser verdad. Pero ahora estamos aquí y trataremos de conocernos mejor”. 

La idea de convocar este encuentro partió, entre otros, de Richard Rouse, oficial del Pontificio Consejo de las Cultura, en el contexto de los trabajos del Patio de los Gentiles. Sus palabras aciertan a describir la sensación de los participantes. Todos compartían una tranquila alegría y excitación por participar en un evento histórico, destinado a marcar un cambio de rumbo en la estrategia comunicativa del Vaticano. Convocando este encuentro, la Santa Sede hace un ejercicio de comunicación propositiva, adelantándose a los hechos, no reaccionando forzado por las circunstancias, como sucedió el año pasado en el caso Williamson, por ejemplo. Además, como señaló algún participante, los blogs son fundamentales en la formación de la opinión pública en y sobre la Iglesia, y por lo tanto no pueden ser despreciados por el Vaticano si quiere comunicar más y mejor.

El encuentro se dividió en dos partes (aquí pueden escuchar el audio de la parte 1 y de la parte 2). En la primera parte tomaron la palabra, moderados por Rocco Palmo, de Whispers in the Loggia, distintos blogueros de fama internacional, como Elisabeth Scalia, el p. Roderick Vonhögen, François-Jeanne Beylot, Andrés Beltramo y Mattia Marasco. El sacerdote holandés p. Vonhögen planteó el reto del lenguaje en la nueva evangelización y compartió su experiencia: crear foros de debate en Internet de los más variados temas (por ejemplo, la Guerra de las Galaxias) y aprovechar después la relación y la confianza creadas para anunciar el Evangelio. El economista francés Beylot habló de la economía de la atención: en Internet sólo el mensaje más sugerente y atractivo es capaz de atraer la escasa atención del interlocutor. Y el Evangelio es un mensaje que vale la pena gritar en estos foros. Y el periodista mejicano Beltramo clarificó cuáles son las diferencias entre el periodismo y los blogs. En esta primera parte el Vaticano no sólo dió la palabra a algunos de los blogs más relevantes del panorama actual, sino que también se enfatizó la necesidad de una presencia más incisiva de la Iglesia en la red.

Todos subrayan dos aspectos: el diálogo que se lleva a cabo entre la Iglesia y la nueva cultura emergente a través de los blogs católicos, y la libertad innata de estos instrumentos, puesto que las opiniones de los blogueros están más cercanas a la base y no necesitan pasar ningún tipo de filtro institucional.

La segunda parte del encuentro, moderada por Antonio Spadaro, jesuita director de La Civiltà Cattolica, estudioso de los temas comunicativos y de las nuevas tecnologías, y responsable del blog Cyberteologia, fue de carácter institucional, y se abrió con la intervención del director de la sala de Prensa de la Santa sede, el p. Federico Lombardi, que ofreció una visión fundamentalmente positiva del fenómeno de los blogs. Antonio Spadaro dejó claro que detrás de la invitación del Vaticano no hay un deseo de controlar o dar consignas a los bloggers, sino solamente de promover un encuentro y mayor conocimiento.

En esta segunda parte intervino también el sacerdote Lucio Ruiz, responsable de los sistemas informáticos de la Santa Sede, Thaddeus Jones, coordinador con los medios de comunicación para los eventos vaticanos, Eva Janosikova, responsable de las redes sociales de la JMJ de Madrid 2011, y Marco Sanavio, sacerdote de la diócesis de Padua, que hizo una interesante exposición de cómo Internet, los blogs y las redes sociales pueden ponerse al servicio de la evangelización.

Muy interesante y profunda la intervención del padre Lombardi, que señaló por una parte la vocación de servicio de los blogs (contra la tendencia de culto al propio yo del bloguero) y su vocación de búsqueda de la verdad y la belleza. El portavoz de la Santa Sede ha recordado cómo en la Communio et Progressio invita a la creación de una opinión pública en la Iglesia, que ha encontrado en los blogs una herramienta extraordinaria mediante la cual desarrollarse. Una segunda consideración ha sido la interactividad: los blogs permiten el feedback, la escucha de las reacciones que nuestro mensaje provoca en nuestro auditorio, entre nuestros oyentes.

Thaddeus Jones presentó un nuevo portal que saldrá pronto a la luz, y que unificará todos los portales de información dependientes del Vaticano. Se titulará http://www.news.va e incorporará la filosofía 2.0, incluyendo contenidos multimediales y el acceso a las redes sociales.

¿Qué balance hago del encuentro? Siento un enorme privilegio en haber participado en él y creo que ha supuesto una palmada de ánimo del Vaticano a todos los bloggers para seguir tratando de evangelizar a través de Internet. El esfuerzo para asistir, dejando la parroquia durante tres días, ha valido con creces la pena. El resto de participantes compartía el mismo entusiasmo y el mismo deseo que, en futuras ocasiones, a nivel mundial o nacional, encuentros del tipo se sigan repitiendo.

Anuncios