Archive for abril, 2011


Desde el momento mismo de su elección, Juan Pablo II ha sido un papa fuera de lo común. Para los cristianos de mi generación, su figura ha sido una fuente constante de inspiración y uno de los personajes de mayor talla de todo el siglo XX por su defensa acérrima de la dignidad humana y la libertad religiosa.

Hay figuras que, a medida que pasa el tiempo, se hacen más grandes. La de Juan Pablo II es una de ellas. Desde hoy en el cielo tenemos un intercesor más, un amigo más. Gracias, Karol, por acercarnos a Dios. Gracias por ayudarnos a vivir con esperanza.

Desde este humilde rincón, queremos tributarle nuestro propio homenaje. Por eso hemos colocado en la iglesia de santa Eugenia un retrato de Juan Pablo II y desde este blog nos unimos al acontecimiento feliz de su beatificación en Roma.

Anuncios

El Viernes Santo la televisión pública italiana Rai 1 sorprendía a los telespectadores con un programa original, semejante al famoso “Tengo una pregunta para usted”: el Papa respondía a las siete preguntas planteadas por la audiencia: el por qué del mal, del sufrimiento, de la guerra, la posibilidad de la convivencia entre religiones diversas, el valor y la dignidad de la vida humana… (Aquí el texto de las preguntas al Papa y de sus respuestas en castellano).

Se trataba de una apuesta arriesgada por varios motivos: en primer lugar, el Papa es un gran teólogo y no siempre el formato ágil y ligero de la televisión acepta los matices y el ritmo más lento del discurso teológico. Y en segundo lugar, el Papa está acostumbrado a poner sus ideas por escrito, pero no a responder en directo a la cámara.

Sin embargo, el reto fue superado con nota por el pontífice, que de este modo demostró su interés en transmitir la Buena Nueva del Evangelio no sólo a ciertos los círculos culturales y religiosos por medio de sus libros, encíclicas y homilías, sino también al gran público mediante su presencia en los medios de comunicación de masa. Una decisión valiente y evangélica de benedicto XVI.

La presencia de Benedicto XVI en la televisión ha suscitado un enorme interés en todo el mundo, puesto que las agencias de noticias más importantes se han hecho eco del programa: Reuters, Eurovisión, Associated Press… El New York Times ha dedicado un amplio espacio al evento entre sus páginas. Y el portavoz de la Santa Sede, Federico Lombardi, comentando la noticia, ha dicho: “La decisión del Papa ha sido personal: ha sido él quien decidió participar en este programa, respondiendo a las preguntas de la gente común. La capacidad de Benedicto XVI de dar respuestas simples, limpias y profundas es conocida y es un talento que se le reconoce desde un punto de vista comunicativo. Por lo demás, ya desde su época como profesor, como conferenciante y después como Papa, especialmente durante los viajes, ha tenido muchas ocasiones para dialogar y someterse a las preguntas de los periodistas. Su capacidad de síntesis y el conjunto de profundidad y claridad, utilizando imágenes y ejemplo que ayudan a la comprensión de la gente común, es ya sabida“.

En España tanto Intereconomía como La1 han emitido la traducción al castellano del programa.

El reto lanzado por el Papa ha sido aceptado en España por el obispo más joven de nuestro país, Xavier Novell, de la diócesis de Solsona, que acudió el pasado martes 26 de abril nada más y nada menos que al programa de Buenafuente, en la cadena La Sexta, donde se sometió a las preguntas nada complacientes y bastante irónicas del presentador. Una de las plazas más difíciles en las que puede torear un obispo, sin duda.

Desafortunadamente, para que exista un diálogo rico y positivo no sólo basta la generosidad y buena voluntad del obispo entrevistado, sino también la inteligencia y el deseo constructivo del entrevistador.

Sin embargo, se trata de un buen comienzo. Gracias, Benedicto XVI, y gracias, mons. Xavier Novell.

Increíble pero cierto. En tiempo de Pascua es frecuente sustituir el acto penitencial de la misa por la aspersión con agua bendita. Al cura del video no se le ocurrió otra cosa que armarse de caldero y fregona para asperjar al pueblo, que salió bien mojadito. Los feligreses ríen…por no llorar.

En fin. Cuando me veáis hacer algo por el estilo, llamad al psiquiátrico más cercano…

El próximo día 1 de mayo será beatificado Juan Pablo II, el santo que todos conocimos.

Desde el blog de la parroquia de Becerril nos unimos a este evento tan gozoso y damos gracias a Dios por este hombre que cambió la Iglesia y la historia.

¡Gracias, Juan Pablo II!

¿Qué es una beatificación?

¿Quién fue Juan Pablo II?

Los pasados días de la Semana Santa han sido jornadas de intensa vivencia espiritual en la parroquia de Becerril de Campos. Es difícil resumir en unas pocas líneas todo lo vivido desde el Miércoles Santo hasta el Domingo de Resurrección, pero trataremos de hacer una breve crónica de estos días.

Miércoles Santo

El Miércoles Santo tenía lugar el primer acto central de la Semana Santa en Becerril de Campos, sin contar, evidentemente, con el Domingo de Ramos. El Miércoles Santo las amenazas de lluvia impidieron la realización del Via Crucis viviente por las calles del pueblo, por lo que dicho acto tuvo lugar en el interior de la parroquia de santa Eugenia.

Jueves Santo

El Jueves Santo se inauguró con la iglesia abierta desde primera hora de la mañana para que todo aquél que deseara confesarse pudiera hacerlo. Aunque tuvo lugar en la parroquia una celebración penitencial la semana anterior, muchos feligreses buscaban un horario más flexible y acudieron a lo largo de la mañana en gran número.

Por la tarde, después de que algunos voluntarios pusieran todo su empeño y talento para preparar el rincón de la reserva eucarística (El Monumento), empezó a las 18.00h la celebración de la Última Cena del Señor, en la que se conmemora la institución de la eucaristía, del orden sacerdotal y el mandato del amor con el lavatorio de los pies.

Aquí pueden leer y descargarse la homilía pronunciada en dicha eucaristía.

Durante la noche los feligreses de Becerril pudieron acercarse a rezar ante el monumento en santa Eugenia, y Abel Pagán, el seminarista que nos ha acompañado durante toda la Semana Santa, fue el encargado de animar este momento de oración en la Hora Santa.

Viernes Santo

El día de Viernes Santo comenzó con el sermón de las Siete Palabras en la iglesia de santa Eugenia, un acto breve e intenso en el que meditamos sobre las últimas palabras de Jesús en la cruz antes de morir.

El acto central de esta jornada fue la celebración de los Oficios; se trata de un día en el que no se celebra la eucaristía, y el único acto litúrgico, de extrema sobriedad, se centra en la lectura de la Pasión de Jesús y la adoración de la cruz.

Aquí pueden leer y descargarse la homilía pronunciada en dicha celebración.

Por la noche tuvo lugar uno de los actos más esperados, multitudinarios y populares de toda la Semana Santa en Becerril: la procesión de la Dolorosa y el Nazareno.

Las imágenes de nuestra Señora de los Dolores y del Nazareno cargado con la cruz recorrieron las calles del pueblo, acompañados por los cantos y la devoción de los cofrades y del resto del pueblo de Becerril. Al finalizar la procesión, que afortunadamente no tuvo que interrumpirse a causa de la lluvia, el pueblo se reunió en santa Eugenia para el pregón de la Soledad y el canto de la Salve popular.

Sábado Santo

El Sábado Santo es un día de silencio y espera junto al sepulcro de Jesús y su madre la Virgen Dolorosa. Por eso durante todo el día no se celebra ningún acto litúrgico, a excepción de la Vigilia Pascual al anochecer.

No obstante, tuvo lugar en la ermita del Cristo de san Felices un Vía Crucis popular, con la asistencia de unas 80 personas, y después del mismo los participantes compartieron el almuerzo para reponer fuerzas y crear fraternidad.

El acto central de esta jornada fue, a las 22.00h, la Vigilia Pascual, en la cual un nutrido grupo de becerrileños, muchos de ellos familias y jóvenes, se dieron cita para celebrar el acontecimiento más importante de todo el año cristiano: la resurrección de Jesús. Y es que nos cristianos no seguimos un ideal, por bonito que fuera, sino una persona viva, Jesús.

La Vigilia Pascual es una larga eucaristía llena de símbolos y dividida en cuatro partes:

  • En primer lugar, la liturgia del fuego, mediante la cual se bendice el fuego, se prende de la hoguera el Cirio Pascual y de éste todas las candelas, y se entra a oscuras en la iglesia. Esta parte de la celebración trata de subrayar el simbolismo de la luz y el contraste entre la luz y las tinieblas, idea fundamental en la liturgia pascual.
  • En segundo lugar, la liturgia de la Palabra. En la Vigilia Pascual se leen nueve lecturas: siete del Antiguo Testamento y dos del Nuevo. La razón de ser de esta abundancia de lecturas es que en la Vigilia se repasan los momentos más destacados de la Historia de Salvación, desde la Creación hasta los profetas, pasando por el Éxodo, que narra la liberación y pascua del pueblo israelita de la esclavitud en Egipto.
  • En tercer lugar, la liturgia bautismal, en la que se bendice el agua y se renuevan las promesas bautismales. En este momento es cuando se realizan los bautismos.
  • Por último, tiene lugar la liturgia eucarística, como en el resto de las eucaristías.
Para la Vigilia Pascual la iglesia de santa Eugenia lucía como en sus mejores galas, con una bonita decoración floral, un cirio pintado a mano y símbolos que nos recuerdan nuestra vocación bautismal.

Para leer o descargarse la homilía de la Vigilia Pascual, haz clic aquí.

Domingo de Pascua

El acto central del domingo de Pascua fue la eucaristía, precedida por la procesión del encuentro entre el Señor Resucitado, acompañado por la custodia con el Santísimo, según la costumbre local, y la Virgen del Carmen. Cada una de las imágenes seguía un camino distinto alrededor de la plaza, para encontrarse en el centro; acto seguido, ambas imágenes, el Santísimo y el pueblo se dirigieron a la iglesia para la celebración de la eucaristía, verdaderamente concurrida y solemne. En la misma participaron las autoridades municipales y militares de Becerril.

Haz clic aquí para leer o descargarte la homilía del domingo de Pascua.

La tarde del domingo de Pascua la cofradía del Nazareno y Resucitado celebró las vísperas solemnes, y al día siguiente la eucaristía en memoria de los difuntos de la cofradía.

Queridos amigos y feligreses: la Cadena Cope ha hecho una entrevista al blog de la parroquia de Becerril, entrevista que ha sido emitida el domingo 24 de abril, día de Pascua, en el programa de La Linterna de la Iglesia en Palencia.

https://dl-web.dropbox.com/get/Entrevista%20en%20Cadena%20Cope%2024%20abril%202011.mp3?w=9151c19e

Si la Pascua hubiese sucedido hoy día, tal vez las cosas se hubieran contado así (en inglés):

Bendición “Urbi et Orbe” de Pascua (a la ciudad y al mundo) de Benedicto XVI.

Desde el blog de la parroquia de Becerril de Campos, os deseamos: ¡Feliz Pascua de Resurrección!

En los próximos días se colgarán imágenes y videos de la Semana Santa en Becerril.

El Sábado Santo es un día de silencio y espera junto al sepulcro de Cristo.

Según una antigua tradición, en este día Jesucristo desciende a los infiernos para rescatar a los hombres y mujeres que se encontraban allí.

Mientras que en la tradición cristiana occidental no existen demasiadas representaciones de este misterio de la fe, recogido y proclamado por el Credo, para la iglesia Ortodoxa el descenso a los infiernos es uno de los misterios más queridos de la Pascua. El icono que lo representa se llama “Anástasis”, que significa “ponerse de pie”, “levantarse”.

Al hablar del infierno no nos referimos sólo a un lugar oscuro y maldito al que no llega la bendición de Dios, sino también al lugar donde esperaban las almas de los justos que habían muerto antes de la era cristiana, como por ejemplo san José, Juan el Bautista, los profetas, y los patriarcas.

Cuando Jesucristo descendió a los infiernos, la luz del cielo penetró en aquella prisión y la gracia divina llegó a lo más profundo de la tierra. Entonces lo que estaba más alejado de Dios se acercó, y las puertas que separaban estos mundos se destruyeron. Así describe el Apócrifo de Nicodemo la escena: “El Infierno se puso a temblar y las puertas de la muerte, así como las cerraduras, quedaron desmenuzadas, y los cerrojos del Infierno se rompieron y cayeron al suelo quedando todas las cosas al descubierto”.

En el icono que encabeza esta entrada es posible contemplar cómo a los pies de Jesús se encuentran abatidas las puertas del infierno, y esparcidos por el suelo todo tipo de candados, cadenas, clavos y pestillos que las mantenían bien cerradas. Los ropajes de Cristo son de color blanco, el color de la Transfiguración, y sus vestiduras ondean, dando sensación de movimiento y de descenso. Toda la escena, antes tenebrosa, se encuentra ya inundada por la presencia luminosa de Jesús.

En la Edad Media un autor llamado Santiago de la Vorágine escribió: “Entonces hizo su entrada en el infierno Él, que es verdaderamente el Rey de la Gloria. Con la luz que  emanaba de Él, se disiparon las tinieblas que reinaban en aquél lugar. El recién llegado se dirigió a Adán, y estrechando su mano derecha con la suya le dijo: La paz sea contigo y con todos tus hijos que fueron fieles conmigo”. Después, se narra la ascensión desde el infierno hasta el Paraíso.

En el primer icono se observa claramente cómo Jesús toma de la mano a Adán y a Eva, los primeros hombres que simbolizan a cada hombre, y los levanta de su postración. Es Cristo quien toma la iniciativa de acercarse para levantar y rescatar al hombre caído y esclavo.

El gesto y la determinación con que Cristo arranca a Adán y Eva del poder del pecado recuerda la imagen de la creación de Adán, representada por Miguel Ángel en la Capilla Sixtina. Se encuentran el primer Adán y el segundo Adán, la primera creación y la nueva creación, que no conocerá ocaso. El hombre rescatado por Cristo recibe una vida nueva, una semilla de inmortalidad.

San Agustín escribió la siguiente súplica en relación al descenso de Jesucristo al infierno: “¡Libéranos de esta cautividad! ¡Perdónanos mientras de todas las culpas de las que seamos reos, y al salir llévanos contigo, pues te pertenecemos!”. En realidad, Cristo baja a los infiernos para recuperar aquello que le pertenece. Según una antigua homilía que describe el descenso de Jesús al infierno (y que forma parte del Oficio de Lecturas para el Sábado Santo), cuando Jesús despierta a Adán, le dice: “No te crié para permanecer prisionero en el infierno… ¡Levántate, dejemos este lugar!”.

¿Cuál es el significado para nosotros de este misterio de nuestra fe?

Los Evangelios presentan en muchas ocasiones a Jesús penetrando y llevando la luz y la curación de Dios a lugares que estaban alejados de ellos, a lugares que antes eran “tabú”, como es el mundo de la enfermedad y de la muerte. Para el judaísmo, no había lugar más prohibido que la muerte misma. Se creía que los seres humanos fueron creados para gozar de la presencia de Dios en esta vida y para no morir, y por eso la muerte era considerada como un mal, como consecuencia del pecado, y conllevaba el alejamiento de Dios, sin posibilidad de comunicación o vuelta atrás.

El misterio del descenso de Jesús a los infiernos significa, por tanto, que no existe lugar demasiado alejado para Dios; no existe lugar adonde no pueda llegar su presencia, su luz y su fuerza. Hasta los infiernos más profundos donde se encuentra el hombre perdido y sufriente (la droga, la depresión, la soledad, el odio y la violencia, el egoísmo…) está dispuesto a bajar Cristo con tal de rescatarnos y devolvernos a la vida. Todas estas situaciones, que sin Cristo serían desesperadas, y dejarían al hombre encerrado, postrado y sin esperanza alguna, en Cristo encuentran una apertura y una salvación.

Más sobre el Sábado Santo, aquí.

Esta hermosa canción se titula “En la cruz” y es del grupo australiano Hillsong United.

El día del amor fraterno. El día en que Jesús instituyó la eucaristía y decidió quedarse entre nosotros escondido en un pedazo de pan y una copa de vino. El día en que Jesús instituyó el orden sacerdotal, por el cual hombres están llamados a identificarse con Él y ser sacramento suyo en medio del mundo. El día en que nos enseñó el modo correcto de amar al prójimo, lavando los pies a sus discípulos.

Mientras escuches esta canción, piensa en Él, en lo mucho que te ama. Y dale las gracias.

Se titula “Sea of Faces” (mar de rostros), y es de un grupo de rock de Oregon llamado Kutless:

Durante los últimos días este blog se ha situado en el ojo del huracán, después de haber sido seleccionado por el Vaticano entre una lista de blogs de todo el mundo para participar, junto a otros 149 blogueros, en el 1er Encuentro de Blogs Católicos. Como ya avisamos en su momento, el encuentro se celebrará el 2 y 3 de mayo en el Vaticano. Desde este blog informaremos detalladamente del contenido del encuentro.

Pues bien, los medios locales han comenzado a hacerse eco de esta noticia, y el día 20 de abril la contraportada del Diario Palentino nos sorprendía con el siguiente titular: “Todos los caminos llevan al Vaticano” y recogía la noticia de la elección de este blog para participar en el Encuentro de Blogs Católicos.

Más noticias: esta Semana Santa nos acompañará en Becerril de Campos un seminarista de nuestro Seminario, Abel Pagán, conocido ya en nuestro pueblo puesto que nos ha visitado ya en dos ocasiones, a raíz de la convivencia de jóvenes en Carrión y el fin de semana del 2 y 3 de abril. Abel Pagán es de Puerto Rico y realiza el 3er curso de los Estudios Eclesiásticos en la Facultad de Teología de san Dámaso, en Madrid. Su visita a nuestra parroquia para celebrar con nosotros la Pascua se inscribe en el contexto de su proceso

de formación para el sacerdocio: además de realizar los estudios teológicos, los seminaristas realizan también algunas experiencias pastorales para conocer en directo cómo es la vida de un sacerdote y de una parroquia.

Además, Abel Pagán ha dado un importante paso en este proceso, y es que el pasado 16 de abril ha sido oficialmente admitido por el obispo de Palencia, D. Esteban Escudero, como candidato al Orden Sacerdotal, en una ceremonia en la Catedral de Palencia concelebrada por cerca de una veintena de sacerdotes. Este paso significa que para Abel Pagán comienza a partir de ahora un tiempo de preparación más intensa para el sacerdocio, y que la Iglesia lo considera ya un candidato firme a recibir la ordenación sacerdotal.

El mismo día 16 de abril tuvo lugar en el Monasterio de la Conversión un encuentro arciprestal de Jóvenes de Tierra de Campos, como se informó a través de este blog. A dicho encuentro acudieron aproximadamente 30 jóvenes de nuestro arciprestazgo, procedentes de Paredes de Nava, Becerril de Campos, Frechilla y Autillo. El encuentro ha sido una primera oportunidad para conocer a otros jóvenes con inquietudes y formar grupo.

A lo largo de la tarde tuvieron lugar distintas actividades: en primer lugar, una dinámica en la que se analizaban los valores reinantes en la juventud actual. A continuación, los jóvenes asistieron a un video explicativo de la Jornada Mundial de la Juventud y pudieron escuchar testimonios de personas que habían asistido a anteriores convocatorias, y lo que eso había supuesto en su vida. También se les invitó a participar este verano en el gran encuentro de los jóvenes cristianos con el Papa en Madrid.

La tarde se concluyó con un momento de oración para agradecer a Dios el don de la amistad y tratar de responder a la amistad incondicional que sólo Él es capaz de ofrecer.

Finalmente, destacar que el grupo de jóvenes de Becerril que recibirá este año la confirmación asistió con su catequista a la Misa Crismal, celebrada en la catedral de Palencia el Martes Santo a las 17.00h. Allí pudieron presenciar cómo el obispo consagraba el crisma y bendecía los óleos que se utilizarán a lo largo del año en todos los bautismos, confirmaciones, unciones de enfermos y ordenaciones sacerdotales.

A %d blogueros les gusta esto: