El pasado sábado 5 de marzo tuvo lugar en las Antiguas Escuelas de Becerril la cena solidaria de Manos Unidas. Se trató de un momento intenso de convivencia entre los más de 80 participantes reunidos para colaborar con el proyecto de equipamiento de una escuela en la localidad de Soddo, en Etiopía.

No hubiera sido posible realizar esta cena sin la ayuda de muchísimas personas que han colaborado con tiempo, participación, trabajo y productos. El grupo de voluntarias de Manos Unidas, que se reúnen semanalmente para realizar labores de punto, han trabajado duro para preparar todos los detalles de la cena: desde la decoración del local hasta la colocación de las mesas, pasando por la preparación de todo lo necesario para comer como las sopas de ajo, los capones de Cascajares, los entremeses, la fruta y las quesadas.

La idea fue muy bien acogida entre los vecinos de Becerril y feligreses de la parroquia, que comprando su ticket de participación, han querido unirse a esta iniciativa solidaria.

Especial mención merecen todos aquellos que, generosa y desinteresadamente, han ofrecido todos los productos consumidos en la cena: vino, pan, agua, licores, fruta, embutido, quesos, quesadas, café, leche, y sobre todo el plato estrella que hizo las delicias de todos los comensales, el capón de Cascajares.

Después de la cena tuvo lugar la rifa de algunas labores realizadas por las mujeres del grupo de Manos Unidas, así como algunas divertidas y emocionantes sesiones de bingo, cuya recaudación se destinó íntegra al proyecto de Manos Unidas.

Esta cena ha cumplido así los dos objetivos de Manos Unidas: financiar proyectos de desarrollo humano integral en el Tercer Mundo, a la vez que se aumenta entre nosotros la sensibilización hacia las situaciones de pobreza y subdesarrollo. Podríamos añadir incluso un tercer objetivo: crear en nuestro pueblo ocasiones de encuentro, convivencia, colaboración y trabajo en equipo. Sin lugar a dudas, esta cena ha contribuido a fortalecer los lazos de fraternidad y comunión en nuestro pueblo de Becerril.

A todos los que habéis hecho posible esta cena, ¡gracias!

La cena de Becerril contó además con la presencia de una pequeña representación de la directiva de Manos Unidas de Palencia, encabezada por Vicen Fraile, la presidenta diocesana, y Antonio García, consiliario diocesano de Manos Unidas.

Anuncios