Archive for 25 diciembre, 2010


Una parte integrante de las liturgias navideñas es la adoración del niño, al finalizar la eucaristía. Este año en Becerril cumplimos esta hermosa devoción acercándonos a besar al niño sin olvidar al hermano más necesitado. Pues como dice la Biblia en la primera carta de Juan “¿Cómo es posible amar a Dios, a quien no ves, si no amas a tu hermano, al que ves?” (1ª Juan 4, 20).

Por eso, en el momento de adorar al Niño, este año se da a todos los feligreses de Becerril la posibilidad de expresar su generosidad colaborando con los más necesitados. Existen dos grandes huchas donde es posible depositar nuestro donativo, destinándolo bien a Cáritas, que financiará un proyecto en Haití, bien a Red Madre Palencia, que ayudará a las mujeres embarazadas con dificultades de nuestra provincia.

Los parroquianos de Becerril, que han asistido numerosos estos días de Navidad a las celebraciones litúrgicas, han acogido la idea con entusiasmo y están colaborando activamente en esta colecta.

Las huchas estarán disponibles todos los días, en el momento de adorar al Niño Jesús, hasta la festividad de Reyes.

No es posible celebrar la Navidad sin tener presentes a los más necesitados y sin tratar de llevarles algo de la luz que el Niño ha venido a traer a nuestro mundo.

¡Vive la Navidad en cristiano, promueve la Vida en abundancia para todos!

Anuncios

A todos los que formáis parte de la parroquia de Becerril de Campos, y a todos los que nos visitáis en persona o virtualmente, os deseamos, desde este rincón de Tierra de Campos ¡Feliz Navidad!

Dios se hace bebé para suscitar nuestra ternura y vencer nuestras defensas.

Él es la prueba más grande del amor de Dios por nosotros.

Él es la luz que brilla en medio de la noche.

Él llama a la puerta de nuestro corazón porque quiere hacer morada en ti y llevarte a una amistad más honda con Él.

Dale gracias por venir un año más entre nosotros. Trata de acogerlo en tu vida y de ofrecerlo a los demás.

Intenta llevar a todos la luz que Él nos regala; especialmente a aquellos que viven en la oscuridad de la tristeza, la soledad o la pobreza.

Sólo así será, de verdad, Navidad.

A %d blogueros les gusta esto: