La comunidad parroquial de Becerril de Campos ha estrenado la semana pasada un nuevo espacio para la oración y la celebración: la sacristía. A medida que el invierno avanza y las temperaturas bajan, la iglesia de santa Eugenia se convirtió en un lugar demasiado grande y frío para las reuniones litúrgicas. Además, en esta estación el número de asistentes a las eucaristías diarias no supera los 50, con lo cual se hacía necesario buscar un sitio más pequeño y acogedor.

Por lo tanto, la sacristía de santa Eugenia se convirtió en el lugar idóneo para las misas. Mediante la instalación de dos radiadores eléctricos con programador, el ambiente puede estar caldeado sin un gran esfuerzo, de modo que las personas que asisten a la celebración, mayoritariamente ancianos, se encuentren cómodos y a salvo de las corrientes y los catarros.

La mesa que anteriormente ocupaba el centro de la sala se ha convertido en altar, y las sillas plegables de la parroquia son ahora el asiento de los feligreses. Además, el local de ha decorado sencilla pero dignamente, y por eso se ha creado un espacio cálido no sólo ambientalmente sino por el clima comunitario y fraterno que reina entre los asistentes, que ahora se sienten más dispuestos a compartir en las celebraciones y pueden escuchar mejor la Palabra de Dios y las explicaciones del sacerdote.

De hecho, el comentario unánime de los feligreses es de apoyo a la nueva idea. Tanto es así, que todas las eucaristías, excepto la misa mayor del domingo y los funerales se celebran ya en la sacristía, en la que también se realizan las novenas, colocando las imágenes correspondientes en un rincón de la sala.

Además, se han recuperado algunos objetos antiguos de gran valor que se encontraban arrinconados y que dan testimonio de la enorme riqueza artística de Becerril. En la imagen aparece el misal de Clemente VIII, de la imprenta de Antonio Marín (Madrid 1751), una de cuyas imágenes servirá para felicitar este año la Navidad desde la parroquia.

¡Pásate por la sacristía y celebra con nosotros!

Anuncios