Se trataba de un momento largamente esperado y meticulosamente preparado. El domingo 5 de diciembre, con algunos minutos de retraso sobre el horario previsto, dio comienzo la celebración de la Confirmación de 11 jóvenes de nuestra parroquia: Sergio, Selene, Reyes, Javi, Miriam, Beatriz, Sergio, Eduardo, Celia, Gonzalo y Thais.

La iglesia lucía en todo su esplendor, y un gran número de familiares, vecinos y feligreses participaron en la primera eucaristía que nuestro obispo don Esteban presidió en nuestro pueblo. Al parecer, se encontró muy a gusto entre nosotros, ya que saludó a familias, niños y ancianos de camino hacia el altar.

La celebración contó con la ayuda de un numeroso grupo de monaguillos, que ensayaron en los días previos los gestos y ritos de la celebración para que todo saliese perfecto. Llevaron la cruz y los ciriales, el incienso y el incensario. Asimismo, se encargaron de servir el altar, pasar el cestillo, tocar las campanillas en la consagración y ayudar en la comunión. Todos se mostraron muy contentos de poder hacerlo y con ganas de repetir en el futuro.

Pero el centro de la celebración, sin duda, fueron los confirmandos, que siguieron con mucha atención toda la ceremonia. El sr. obispo les explicó los tres grandes símbolos y ritos de la confirmación: la renovación de las promesas bautismales, la imposición de manos y la unción con el Crisma. Igualmente, lanzó a los jóvenes tres retos en la homilía: la oración diaria a través de la lectura del Evangelio del día, la participación en la eucaristía dominical y la participación en encuentros de jóvenes cristianos como el que este verano se celebrará en Madrid con ocasión de la Jornada Mundial de la Juventud.

Finalmente, podemos destacar la participación del coro parroquial, que embelleció la liturgia con un amplio repertorio de cantos.

A continuación, los confirmados y sus familias, juntamente con los sacerdotes y el obispo compartieron un vino español en los locales del Ayuntamiento, donde  se creó un buen ambiente de diálogo, intercambio mutuo y celebración festiva.

En definitiva, se trató de una jornada memorable, puesto que la comunidad cristiana de Becerril cuenta con 11 miembros que han confirmado, como adultos, la fe que recibieron en la infancia por medio del bautismo.

Un extenso reportaje gráfico de la confirmación se puede ver pinchando aquí.

Anuncios