Seguramente hemos tenido la ocasión de ver en los medios de comunicación el cartel blasfemo que los cachorritos andaluces de un cierto partido político han editado para celebrar el Día Mundial de la Lucha contra el SIDA.

Según los aprendices a políticos, el condón es la única solución al problema del SIDA, y la Iglesia muestra una vez más su irracionalidad y su rostro intransigente y anticuado al oponerse a dicha protección. Además, es profundamente insolidaria con las víctimas del SIDA, especialmente en los países más pobres, donde esta enfermedad es una auténtica epidemia.

Pero ¿esto es verdad?

Quizá no.

 

Pues eso: bendita verdad, que quitas la Ignorancia del mundo.

Anuncios