El domingo 14 de noviembre, día de la Iglesia Diocesana, la parroquia de Becerril de Campos ha sido testigo de un acontecimiento que ha tenido como protagonistas a los chicos y chicas que, el 5 de diciembre, van a recibir el sacramento de la Confirmación. El tiempo previo de preparación más intensa para la Confirmación se ha abierto con la imposición de cruces en la eucaristía parroquial, a la que han asistido gran número de feligreses, incluidos muchos padres y madres de los muchachos y otros niños que participan en el proceso de iniciación cristiana.

El rito de imposición de cruces, realizado tras la homilía, ha consistido en una bendición de los objetos religiosos y la aceptación, en voz alta, por parte de los chicos, de los compromisos que entraña recibir y llevar la cruz. Finalmente los catequistas del grupo impusieron las cruces a los jóvenes, que siguieron la ceremonia con silencio y atención.

Tres confirmandos leyeron las peticiones de la eucaristía, manifestando así a la comunidad que están dispuestos a participar activamente en la vida parroquial, llevando a la práctica su mayoría de edad cristiana.

La comunidad cristiana de Becerril, por su parte, asumió también el compromiso de orar más intensamente por estos chicos y acompañarlos en este paso importante de sus vidas con su testimonio y cercanía.

La eucaristía fue amenizada con cantos juveniles por las hermanas catequistas del Monasterio de la Conversión.

Anuncios