El próximo viernes 12 de noviembre, a las 6 de la tarde, la Residencia de Ancianos “Cristo de san Felices”, de nuestro pueblo, será el escenario elegido para la celebración del sacramento de la Unción de Enfermos con sus residentes.

En dicha residencia se encuentran un grupo de 40 ancianos, que con fe, alegría y espíritu fraterno tratan de sobrellevar los achaques de la edad y, en algunos casos, la enfermedad. Con la ayuda de los trabajadores, los familiares y algunos voluntarios, como la hermana Aurora y la hermana Carmen, las monótonas jornadas se hacen más llevaderas.

Mediante la celebración del sacramento de la Unción, la Iglesia pide para el enfermo o anciano la salud de alma y cuerpo. A través de la oración, la lectura de la Palabra de Dios y la recepción del aceite bendecido en la frente y las manos, el enfermo se une más íntimamente a la Pasión de Cristo, obtiene consuelo, paz y ánimo, el perdón de los pecados (si no ha podido obtenerlo por el sacramento de la reconciliación), restablece la salud corporal (si conviene a la salud espiritual) y se prepara para el paso a la vida eterna.

Antes del concilio Vaticano II, este sacramento se conocía como “Extrema Unción“, y se administraba únicamente el peligro inminente de muerte. Actualmente el sacramento se puede recibir las veces que sea necesario, y no sólo en caso de peligro de muerte, sino siempre que la persona se encuentre en situación de enfermedad o edad avanzada.

Todo los feligreses de Becerril que quieran hacerlo pueden participar, aunque más adelante habrá una celebración comunitaria del sacramento de la Unción en la iglesia de santa Eugenia para todos (se avisará oportunamente).

Asimismo, si algún enfermo desea recibir el sacramento de la unción en sus hogares o la comunión, debe simplemente solicitarlo en la parroquia o por correo electrónico parroquiadebecerril@hotmail.es, y el equipo de Pastoral de la Salud lo visitará en breve.

Anuncios